No todo está dicho


Santa Bárbara

Santa Bárbara

Cada inicio de diciembre el barrio de Leguina en Güines  se torna más animado de lo habitual. Los días previos al cuatro se remoza el lugar para dar la bienvenida a una de las tradiciones que convoca a miles de vecinos y otros llegados de variadas partes: la celebración de la Santa Bárbara.

El rojo se apodera de toda la ciudad y en particular de esta barriada, donde se erige el templo de esta deidad del panteón yoruba, Shangó,  de la que nos enorgullecemos los nacidos aquí,  por la que oramos muchos fieles.

La Virgen de la Copa y Espada de Güines  tiene   miles de devotos, el amor  y  fe hace que muchos  presenten sus respetos con atributos de las más diversas facturas, promesas a veces extremas, pero que dan testimonio de la confianza que los creyentes tienen en su Santa.

La Capilla cuenta con  ofrendas que constituyen  valiosas reliquias donadas por los  seguidores de Shangó, prendas, atuendos traídos de diversos países con los que se engalana a la   Virgen.

Los festejos incluyen toques de tambores batá,  una larga  peregrinación por el pueblo de la imagen de la Santa Bárbara, y una misa en la que rendimos culto a la que consideramos Patrona de esta Villa.

Y es que los pueblos necesitan   de la fe,  para que como dice el poeta  les llegue la bendición  y para el que no tiene nada, tenga  un poco esperanza.

Es la patrona del fuego,  artillería, albañiles,  fortificaciones, prisioneros, es protectoras contra el rayo, el fuego y la muerte repentina

Mi madre  de pequeña se alegraba mucho  cuando  llegaba esta fiesta, le tocaba estrenar vestido y zapatos.  Ya de mamá asistía  y le pedía salud para sus hijos, siempre nosotros primero. Lo demás estaba en esperar y en la fe de que se cumpliera su petición.

Estas riquezas culturales  irremplazables nos cuentan de la historia y cultura de la gente y los lugares del pasado que siguen presentes.

En esta época de cambio constante, acelerado y uniforme en el mundo, es importante dotar a las ciudades de un soporte patrimonial diferente de otros en el orbe y único en su contexto como el que tenemos en Güines el culto a la Santa Bárbara.